Carta abierta de un jubilado a los Partidos Políticos:

No estábamos pidiendo nada que no sea ya nuestro.
Todo lo que veis ahora a vuestro alrededor lo hicimos nosotros.
Levantamos a un país que venia de una dictadura. Tuvimos que estar curando heridas que no cicatrizaban, pero encontramos una manera de convivir con ellas. Ayudamos a nuestros padres hasta el fin de sus días: no había ayudas, eran los hijos los que tiraban del carro. Sacamos adelante a nuestras familias con muchos niños y pocos medios. Trabajamos de sol a sol en pueblos y ciudades. Y construimos la España que hoy gobernáis vosotros, como si fuera solo vuestra.
Llevasteis a nuestros hijos a una crisis económica, que nosotros hemos mitigado, acarreando con nuestros nietos, compartiendo macarrones, tejiendo familia para que no se desmoronaran en su desesperación.
No tenéis derecho a pedirnos más sacrificios. Queremos tener lo que nos corresponde: una pensión que nos permita vivir dignamente. Que son nuestros derechos trabajados y ganados a lo largo de nuestra larga vida laboral.
Señores Diputados pónganse a trabajar como hicimos nosotros y resuelvan sus problemas. Revisen TODOS sus sueldos y pensiones vitalicias. Sus viajes, sus dietas, sus asesores, sus contratos añadidos en las comisiones. Reduzcan gastos empezando por Uds.
No salgan a la calle ahora en las manifestaciones, para hacer propaganda electoral.
No utilicen el Congreso como si se tratara de un circo, de una comedia chabacana, con insultos, descalificaciones, y chistes malos. No nos hace ninguna gracia ver que tono agresivo, de rabia contenida, utilizan en sus debates – se puede decir lo mismo con educación y guardando la compostura-.
Demuestren que son dignos de la confianza que les hemos depositado.
Y si no lo hacen, se encontraran con sus padres en la calle. Se les tendría que caer la cara de vergüenza.
Somos una generación de luchadores. No van a poder callarnos la boca. Sería tremendo que tengamos que ser nosotros, de nuevo, los que tengamos que coger al toro por los cuernos.
Demuestran todos, con hechos, que miran por este colectivo de jubilados y déjenos vivir dignamente, a estas altura de la vida.

Constitución Española: de los Derechos y deberes de los ciudadanos.

Articulo 50.-

Los poderes públicos garantizaran, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad.
Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de Servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio.

Estamos hoy aquí, en representación de Marea Pensionista de Badia del Vallés, para instar al Gobierno municipal y con él a todo el consistorio, a aprobar una moción solicitando al Gobierno de España, a los Grupos Parlamentarios Europeos y a la Comisión Europea para que rechace la creación del producto pan-europeo de pensiones individuales (PEPP) propuesto por la Comisión Europea.
A continuación podría pasar a leerles toda una exposición de motivos por los que se solicita esta Moción, pero ya que cada uno de los grupos municipales, así como también los concejales cuentan con el documento, tan solo me dedicaré a hacer una pequeña exposición resumida de los mismos.
En primer lugar y con la excusa de poder complementar las pensiones públicas se pretende crear el (PEPP) productor pan-europeo de pensiones individuales, que no deja de ser otra cosa que unos planes de pensiones privados, que dote al mercado de capitales europeos de unos fondos a muy largo plazo con los que poder crear un mercado de capitales con los que el capital financiero pueda manejarse a su antojo.
En segundo lugar para conseguir el citado fin, crean unos incentivos en forma de desgravaciones fiscales, que no dejan de ser pan para hoy y hambre para mañana, pues lo que hoy te desgravas al final de la vida laboral el fisco te lo manda y no solo con los beneficios en caso de que los haya, sino que también con el capital aportado. Por otra parte, tanto las aportaciones como las desgravaciones son totalmente regresivas; a caso, ¿Podrán aportar y desgravar lo mismo un trabajador español como uno alemán, cuando el salario mínimo en España es de 755 euros, mientras que el de un alemán es de 1445 euros?
En tercer lugar, este es un producto creado simple y llanamente para beneficio de la banca, compañías de seguros y gestores de activos, pues solo ellos van a ser los beneficiarios de la rentabilidad del aumento del capital en el mercado que manejan, en ningún lugar se garantiza que pasados los años el posible pensionista vaya a tener beneficios, ni capital. Que por cierto es lo que más les gusta a los mercados que manejan nuestros capitales.
Por todo lo anteriormente enumerado y otras muchas que podríamos enumerar, hemos creído oportuno al igual que muchas otras asambleas municipales de Marea, presentar esta moción, que ya en otras poblaciones y ciudades han sido secundas y aprobadas por sus consistorios, ciudades tan importantes como lo son: Tarragona, Badalona, Ripollet, etc., siendo ya más de 40 en Cataluña, las que han aprobado la presente moción.

Por último dar las las gracias a todos los grupos y concejales municipales por la buena acogida que ha tenido la propuesta.

Deja un comentario