Rincón Histórico

under-928246_640
ESTE ESPACIO AUN ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN, DISCULPEN LAS MOLESTIAS
DE CAN SANFELIU A CIUDAD BADIA.

Can Sanfeliu de les Alzines era una masía típica catalana, anterior al siglo XIV.  Estaba situada en el término municipal de Barberà del Vallès, en un lugar rodeado de Encinas, campos de cultivo y bosques de pinos.

No tenemos muchos datos de dicha masía, pero sí sabemos que sufrió una importante reforma y acondicionamiento en el año 1958.  Poco pudo aprovechar las nuevas obras porque casualidades de la vida, en 1960 el Instituto Nacional de la Vivienda decidió construir en sus terrenos un monstruo urbanístico de hormigón, que pretendía albergar 10.382 viviendas prefabricadas, destinadas a dar alojamiento a familias de diversa índole, entre trabajadores, funcionarios y profesionales varios.  

El nuevo municipio, totalmente separado de las poblaciones cercanas de Barberà del Vallès y Cerdanyola, iniciaría su urbanización en 1969 y la construcción en 1970, con un revolucionario método (rechazado por otros países por sus defectos) de paneles de hormigón prefabricado. *ver publicación gremio de aparejadores.

La eficiencia y comunicación ministerial de aquellos tiempos no debía ser muy buena puesto que, después de la planificación y comienzo de obras, cayeron en la cuenta de que otro ministerio había decidido que por los mismos terrenos pasaría la C-58, autopista Barcelona-Terrassa.  Así pues las 10.382 viviendas previstas inicialmente, se vieron reducidas a prácticamente la mitad, quedando en 5.372, distribuidas en 193 bloques.

Se encargó de las obras la empresa constructora CUBIERTAS Y TEJADOS, de la cual se cuenta que sacó grandes beneficios recortando en materiales, lo que propició que toda la ciudad luciera con pésimos acabados.  Ejemplo de esto fué el recorte en la instalación eléctrica de todas las farolas.  Una vez inaugurado el municipio, al dar las luces por la noche, se fundió toda la instalación porque para ahorrar en cobre, el cableado instalado no aguantó la tensión, quedándose los pasillos entre bloques a oscuras, cosa que duró por años.

LA MASÍA

Lo único que se salvó de aquellos campos y edificios de trabajo rural fué la masía de Can Sanfeliu de les Alzines.  Quedó casi enterrada en medio de los bloques de hormigón, en el lugar donde hoy se encuentra la biblioteca.  Los gobernantes de entonces decidieron que aquel edificio histórico desentonaba entre la “modernidad” de las construcciones del nuevo municipio, así que se mandó derruir rápidamente, el día antes de la inauguración oficial.  Esta barbaridad histórica, nos ha privado hoy día de un lugar que podía haber albergado instalaciones culturales, a parte de ser testimonio vivo de la historia del lugar.  Afortunadamente el árbol centenario que lucía a su lado, un Lledoner, sigue hoy en pie y se ha convertido en un símbolo del pueblo.  

Sabemos que existían 3 balsas.  La “bassa gran” y la “bassa petita” se encontraban en la actual Avinguda de la Mediterrània y la “bassa nova” estaba aproximadamente en el parking y edificio nuevo del carrer Mallorca.  Durante muchos años se pudo ver una construcción plana circular, rodeada de hierros, en el lugar. 

A parte de las huertas, que ocupaban el espacio del parking de la Mediterráneo y llegaban hasta el Riu Sec, los campos de cereales y viñas (situados en las inmediaciones de la Avda. Ibiza, hacia la autopista), también había 2 bosquecillos de los que podemos contemplar aún hoy día lo poco que quedó en pie.  Uno se encuentra entre la calle La Mancha y la Avinguda de la Mediterrània y el otro junto al Parc de les Illes Balears.

Entre las construcciones, también existía un corral muy cerca de la masía, seguramente ubicado en la zona entre la actual biblioteca, la glorieta y el Ins. Badia del Vallès.

INAUGURACIÓN OFICIAL Y VIDA DIARIA

Con gran pompa y boato, el 14 de julio de 1975 y bajo la presencia de los entonces Príncipes de España, Juan Carlos y Doña Sofía, se realiza la inauguración oficial en la que se entregaron algunos títulos de propiedad.  

Las viviendas empezaron a concederse con diferentes sistemas y amiguismos a funcionarios, empresas estatales como Correos, Telefónica, Renfe, etc… las últimas se cedieron a varios cientos de familias necesitadas.

Las dudosas concesiones propiciaron que se adjudicaran viviendas a familias que ya tenían, incluso se dieron casos de personas a las que les concedieron 2 o 3.

La falta de infraestructuras no tardó en hacerse patente.  No había escuelas suficientes, mercado, tiendas, locales sociales, ambulatorio… La entonces conocida como Ciudad Badia era una ciudad fantasma, llena de viviendas y sin ningún servicio.

Ante esta situación, los primeros vecinos empezaron a organizarse y movilizarse, exigiendo las mínimas condiciones imprescindibles para vivir.  Como fecha histórica se destaca el 4 de septiembre de 1976, donde prácticamente todo el municipio se echó a la calle reivindicando colegios, ambulatorio, autobuses o comercio, por citar algunas de las carencias que padecía el pueblo.

De aquel año también cabe destacar la creación de la junta gestora de la Asociación de Vecinos, que se legalizaría finalmente a primeros del año 1977.

Otro hecho importante de aquellos primeros años de vida, sucedió en junio de 1977, cuando una familia con 5 hijos y los padres en el paro, protagonizó la primera ocupación de un piso, produciéndose a partir de entonces, la ocupación masiva de muchos otros que estaban vacíos.  Este hecho terminó con la creación de una comisión mixta de adjudicación de viviendas, integrada por ocupantes, la Asociación de Vecinos, el Gobierno Civil y el Ministerio de la Vivienda, consiguiendo la legalización de la situación de 479 ocupaciones.

Las luchas y movilizaciones vecinales continuaron a lo largo de nuestra historia, consiguiendo más colegios, el mercado municipal, los autobuses a Barcelona y Sabadell, los Institutos, las primeras reparaciones en los pisos, que ya mostraban las grietas y humedades, etc.  También se reivindicó el poder tener un Ayuntamiento propio, con un presupuesto suficiente, hecho que culminó con una consulta popular donde la mayoría de participantes dio su SÍ a la Independencia del Municipio.

GOBERNABILIDAD COMPLICADA

Al inicio de su historia, ninguno de los ayuntamientos implicados indirectamente en la construcción de Badia, quiso hacerse cargo del nuevo núcleo urbano que albergaría prácticamente, a más población de la que tenían sus propios pueblos.  Dado que ya se veía la imposibilidad de su financiación, el entonces gobierno del régimen franquista decreta la constitución de una Mancomunidad Intermunicipal, que se encargaría de regir los destinos de la entonces Ciudad Badia.  Esta idea vió la luz el 14 de febrero de 1974, año y medio antes de la inauguración oficial y se mantuvo hasta el 14 de abril del año 1994, cuando se decreta por ley la segregación de los municipios de Barberà del Vallès y Cerdanyola del Vallès.  En dicha ley se preveía una financiación transitoria de 10 años, que permitiera consolidar el municipio y generar ingresos por sí solo.

En 2004 ya se vió que esto era inviable puesto que, el escaso término municipal ocupado en su práctica totalidad por edificios, no permite disponer de suelo industrial donde puedan florecer negocios.  Es por ello que a día de hoy, Badía del Vallès sigue luchando por una solución digna, que le permita tener los fondos económicos necesarios para afrontar los problemas estructurales, sociales y económicos que acarrea desde prácticamente su construcción.  Mientras tanto, se sigue recibiendo financiación directamente desde la Generalitat.

====================================================================
Éste es un espacio donde compartir imágenes antiguas de nuestro municipio. ¿Tienes alguna foto antigua que te gustaría compartir? Envíanosla por e-mail a badiaavv@telefonica.net

 

 


Vídeo encontrado en https://www.facebook.com/watch/Curiositatsdelpassat/